Emblanco Malagueño de Rosada

El emblanco malagueño de rosada es el clásico plato que recuerdo en mi casa desde que tengo uso de razón. Que me dolía la barriga, me decía mi madre ¿Niña, te hago un poquito de emblanco?; que hacía frío ¿Niña, te apetece una mijita de emblanco?; sencillamente tenía el cuerpo malo o estaba resfriada ¿Niña, no quieres un emblanco que tengo ahí rosada?. Comodín total.

Y, cómo no, después de unas Navidades, viene genial este tipo de plato: ligero, de cuchara, sano, nutritivo y bajísimo en calorías. En definitiva, ¡plato rico y saludable donde los haya!

Lo cierto es que se trata de una sopa de pescado muy sencilla, pero como dicen por aquí “resucita a un muerto”. Es típico de Málaga, y aunque mi madre hacía la receta tradicional, a mi me pareció una pena no integrar todos los ingredientes, así que hice mi propia versión (los ingredientes son exactamente los mismos) batiendo las verduras.

En la receta tradicional, las verduras se quedan enteras en la sopa, simplemente aportan sabor; no obstante, a mi me gusta batirlos y añadirlos al caldo, así tiene más consistencia y el sabor es muy parecido, pero más intenso. Viene genial para cuando estás malillo o hace frio o simplemente, apetece comida caliente que tarde poco en hacerse.

Generalmente el emblanco se hace con pescado blanco, como rosada, mero, rape o merluza, pero puedes probar a hacerlo con otro tipo de pescado (Y de camino, ¡me cuentas qué tal el invento!), a ser posible, poco graso. Se adereza con sal y limón, y un chorrito de aceite de oliva virgen extra (yo el aceite de oliva virgen extra hace 3 ocasiones que no se lo pongo, sabe prácticamente igual y elimino esas calorías del plato).

De corazón, es la receta de sopa de pescado más facilona, sana y rica que vas a encontrar, la del emblanco, así que te invito a que pruebes a hacerlo, y ya verás lo rico que puede estar este plato calentito y lo rápido que se hace.

Ingredientes para hacer emblanco malagueño de rosada (4 personas en plato único)

  • 750 gr de rosada limpia (suelo tener en el congelador filetes de rosada sin espina porque son bastante socorridos y es un pescado muy sano y versátil. La rosada es muy rica en proteínas, baja en grasas, muy digerible y rica en vitaminas del grupo B, además de fósforo, hierro, yodo, calcio y potasio. Vamos, que es de lo mejorcito que se puede comer)
  • 750 gr de patatas medianas
  • 10 dientes de ajo
  • 2 cebollas medianas
  • 1 pimiento mediano
  • 1 tomate rojo mediano
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 hoja de laurel hermosa (si son muy pequeñas, pon dos)
  • Sal y zumo de limón recién exprimido al gusto

Cómo hacer un rico emblanco malagueño de rosada

  • Empezaremos poniendo en una olla de 5 L de capacidad el pescado cortado en trozos muy grandes. Se trata de que hierva y poder sacarlo cuando esté listo para reservarlo. Así que pondremos en una olla el pescado con el laurel y llenaremos de agua la olla con el pescado ya dentro dos tercios de su capacidad. Llevamos a ebullición.
  • Mientras, pelamos y picamos los ajos muy pequeños (también podéis rallarlo, como prefiráis), cortaremos el pimiento, las cebollas y el tomate por la mitad.
  • Sacamos de la olla el pescado y reservamos. Añadimos al agua de haber hervido el pescado los ajitos picados, el pimiento, las cebollas y el tomate y los tendremos hirviendo durante media hora. Mientras, vamos pelando y casqueando las patatas. Yo no le pongo ya el Aceite de oliva, pero si queréis añadírselo, ¡este es el momento de añadir el chorrito generoso de aceite!
  • Pasada esa media hora, sacamos el tomate, las cebollas y el pimiento de la olla, y añadimos al caldo las patatas, una cucharadita de café de sal y el zumo de un limón. Batimos el tomate, cebolla y pimiento muy bien procurando que quede muy fino y añadimos a la olla con las patatas. Herviremos a fuego medio hasta que las patatas estén tiernas.
  • Desmenuzamos la rosada y añadimos a la olla una vez las patatas estén tiernas. Si lo añadimos antes, corremos el riesgo de que el pescado se deshaga por completo, por eso yo lo añado en ese momento y no antes. Ahora probamos y rectificamos de sal y limón a nuestro gusto.

Y listo, platazo de emblanco malagueño de rosada muy saludable, ¡buenísimo y sienta genial al cuerpo con este frio! ¡Te dejo por aquí mis recetas de pescado! ¡Espero que os haya gustado mucho la receta de emblanco malagueño, os animéis a hacerla y me contéis qué os parece! Os dejo por aquí debajo foto de cómo quedó el plato (y por favor, recordad: el laurel no se come, es solo de adorno, y sí, la rodaja de limón era también para la foto, pero ¿Y el toque tan mono que le da al plato? jejeje)

emblanco malagueño de rosada
▷ Emblanco Malagueño de Rosada | Recetas de Justicia

▷ Receta fácil de emblanco malagueño de rosada. Un plazo riquísimo y saludable ✅ Muy fácil de hacer. Prueba a hacerlo con rosada, mero o cualquier pescado blanco!

Tipo: primera plato o plato único

Cocina: regional malagueña

Palabras claves: emblanco

Rendimiento de la receta: 4 raciones

Calorías: muy pocas

Tiempo de preparación: PT0H20M

Tiempo de cocinado: PT0H40M

Tiempo total: PT1H00M

Ingredientes de la receta:

  • rosada
  • patatas
  • sal, laurel, limon y aceite de oliva virgen extra
  • cebollas y ajos
  • pimiento
  • tomate

Instrucciones de la receta: lee mejor el artículo y verás que es muy sencillo!

Puntuación del editor:
5

Deja una respuesta